Mujeres reales y con curvas

 

Imaginario es todo aquello que se crea en nuestra mente a partir de imágenes que no se corresponden con la realidad”. Por tanto, “la realidad es la existencia verdadera y efectiva de las cosas, comprendiendo todo lo existente en oposición a lo imaginario”. 

 

 

 

En ese orden de ideas es lógico pensar que hablar de mujeres reales es una redundancia, pero no lo es, ya que la televisión, la radio, el mundo de la moda y la publicidad nos vende una mujer imaginaria como el patrón de medida de la belleza, la elegancia y la perfección. 

Y ¿de donde surge esa mujer imaginaria?, pues sencillamente una mujer real se convierte en imaginaria cuando su imagen es retocada, modificada, mejorada y en ocasiones completamente alterada. Es en este punto de transformación en el que la industria de la publicidad nos vende la imagen de una mujer con rostros, no solo sin arrugas y casi sin lineas de expresión, sino también, sin una sola marca, o lunar, o con pieles de aspecto aterciopelada, que parecen muñecas de porcelana. También nos presentan  chicas de 16 o 18 años sin  la más mínima señal de acné, cuando lo mas real es tener algo, de ello a esas edades, o mujeres de 40 o 50 años tan fantásticas, que no tienen ninguna señal aparente de celulítis, piel de naranja, barriguita,  varices, canas, ……

 

En los últimos años se ha popularizado una reacción de rechazo a practicas comunes como el photoshop, y proliferan las revistas que muestran a famosas y famosos en su cotidianidad en un intento de que su imagen sea real a los ojos de los lectores. También han surgido propuestas que intentan reflejar la diversidad  en tipos de cuerpos, en rasgos físicos, de manera que no exista un único patrón de medida de belleza y de perfección. 

 

A su vez, la industria de la moda y la belleza, poco a poco, ha descubierto un nuevo nicho de mercado  en las personas, hombres y mujeres, que sin tener semejanzas con ese patrón de belleza reinante, demandan diseños, prendas, productos e información de moda y belleza.

 

Sin embargo, hay algo que aún no ha cambiado y es la tendencia a separar a las chicas y chicos que están dentro de ese patrón de belleza y perfección, y las chicas y chicos que están fuera de él. 

 

Esa separación esta tan arraigada en nosotros mismos que se evidencia en acciones tan sencillas como querer comprar una prenda: si quieres encontrar algo que te siente bien, en tiendas online, siempre debes poner la coletilla “tallas grandes”, “tallas plus”, “ropa para gorditas”,…….. y si vas a una tienda física la pregunta obligada al dependiente (a) es ¿hasta que talla diseñais?. 

 

Es tan normal encontrar a personas que insisten en mantener una talla, aunque a simple vista se vea que ya no les sienta bien,  y que se autoconvencen de que si compran una talla mas grande entonces engordaran y seguirán engordando, como si su peso corporal dependiera de la talla que usan. O personas que sin mayor esfuerzo o incluso esforzandose, logran  mantiener su peso (el famoso IMC), y se creen con el derecho de juzgar a quienes no pueden (por predisposición  genética, por variables ambientales, sociales, etc) conseguir tener un peso constante, o tienen mucha dificultad para reducir de peso.



 

En fin, que todavía nos queda un camino por recorrer……….

 

¡¡¡¡¡Hasta mañana mujeres!!!!!!!!!

 

 

Advertisements
Standard

2 thoughts on “Mujeres reales y con curvas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s